Publicado: 25 de Julio de 2017

El Impuesto sobre Sociedades es un impuesto personal y directo que grava la obtención de renta por parte de las sociedades y demás entidades jurídicas que residen en territorio español a las que se aplica este impuesto en contraposición al IRPF que grava las rentas obtenidas por personas físicas.

Dentro del mismo existe una serie deducciones que se puede aplicar el empresario y que se pueden definir como ventajas fiscales que permiten a las empresas pagar menos impuestos sobre beneficios gracias a la realización de ciertas actividades o al pago por determinados bienes o servicios . La mayoría de las deducciones se restan de la cuota íntegra, lo que permite que el ahorro sea prácticamente directo, al minorar de la cantidad que hipotéticamente correspondería pagar de impuesto antes de retenciones y pagos a cuenta.

Las deducciones que se pueden aplicar en el Impuesto de Sociedades son:

·         Deducción por gastos de formación de personal: Permite deducirse hasta el 5% de los gastos de formación y en caso de que se supere la inversión de los dos años anteriores se aplicará sobre la diferencia un 10%.

·         Deducción por creación de empleo para trabajadores con discapacidad: Se podrá deducir 9000€ por trabajador con discapacidad entre el 33% y el 65% que incremente la plantilla con respecto a la plantilla del ejercicio anterior y 12000€ por cada trabajador con discapacidad superior al 65% que incremente la plantilla con respecto al ejercicio anterior. 

·         Deducción por creación de empleo: La deducción se aplica por contratos laborales indefinidos a menores de 30 años, con una cantidad de 3000€, con la condición de permanecer en la empresa 3 años de manera indefinida o al menos el año de prueba si se demuestra que el despido se produce por causas objetivas.

·         Deducción por I+D e Investigación tecnológica: Se aplicará, para I+D, una deducción del 30% de los gastos más amortizaciones efectuadas en el año. Además de la deducción del 20% por gastos de personal investigador y 10% por gastos en inmovilizado material intangible. Mientras que para Investigación y Desarrollo, la deducción es de un 12% sobre algunos gastos como son actividades de diagnóstico tecnológico, diseño industrial, planos, dibujos etc.

·         Deducción por reinversión de beneficios: Los beneficios obtenidos por la venta de elementos patrimoniales y estos reinvertidos en nuevos elementos, se le aplicará una deducción del 12% sobre dichos beneficios.

Por otra parte también se pueden aplicar otras deducciones en el Impuesto de Sociedades, por doble imposición, deducción por inversión de beneficios extraordinarios, deducción por actividades de exportación, entre otras.