Publicado: 18 de Julio de 2017

La regla de prorrata en IVA es un mecanismo que da respuesta a la problemática que opera en la deducción del IVA soportado para aquellas entidades que realizan simultáneamente operaciones que originan el derecho a deducción (operaciones sujetas y no exentas, en términos generales) y actividades que no otorgan este derecho (operaciones sujetas y exentas)

Esta medida se materializa en un porcentaje, prorrata, que una vez calculado, habrá de aplicarse a las cuotas soportadas y que permitirá el cómputo del importe deducible que podrá incorporar el empresario a las liquidaciones de IVA a las que se encuentra obligado.

Por otra parte, tenemos dos tipos de prorrata, la prorrata general, que es aquella que se obtiene dividiendo las entregas de bienes y prestaciones de servicios que dan derecho a deducción de las cuotas soportada, entre el total de las operaciones realizadas, tanto que den o no derecho a deducción.  Una particularidad es que la prorrata general definitiva se aplica en la  última liquidación, utilizando en las anteriores una prorrata provisional, que es la definitiva del ejercicio anterior, que se regularizarán posteriormente cuando se haga la última liquidación.

En cuanto a la prorrata especial, será de obligatoria aplicación, cuando se produzca una diferencia positiva de 20 puntos porcentuales entre la prorrata general y la especial, y si no se da ese caso se puede pedir  de manera voluntaria bajo previa comunicación a la Agencia Tributaria. La característica principal de la prorrata especial es que obliga a la separación de las operaciones en tres grupos, siendo por un lado las cuotas que sean deducibles en su totalidad, por otro las cuotas que no se pueden deducir y por último aquellas cuya deducibilidad es parcial.

Con todo lo anterior, podemos decir que están obligados a realizar la prorrata las siguientes actividades, por ser exentas, siempre y cuando realicen a la vez actividades sujetas y no exentas.

·         Actividades educativas, en escuelas públicas y privadas.

·         Actividades sociales, culturales y deportivas.

·         Actividades médicas y sanitarias.

·         Actividades financieras y de seguros.

·         Servicios postales universales en todo el Territorio Español.