Publicado: 25 de Julio de 2017

En un principio las cantidades devueltas por las entidades bancarias como consecuencia de la aplicación de las cláusulas suelo no hay que incluirlas como ingreso en la declaración de la renta. Pero tenemos que tener en cuenta las siguientes excepciones:

·         Si en alguna declaración de la renta de los ejercicios 2012 y siguientes, el contribuyente aplicó la deducción por vivienda (estatal o autonómica) sobre las cantidades que ahora recupera, tendrá que devolver la deducción practicada, sin que Hacienda aplique intereses de demora. Para indicar que se trata de una regularización por la cláusula suelo, deberá rellenar las casillas 524 y 528 y marcar las casillas 453 y 454.

·         El contribuyente no tendrá que devolver las deducciones en el caso de que acuerde con su entidad que, en lugar de pagarle en efectivo, destine las cantidades a amortizar capital del préstamo. Si sólo se destina una parte de la devolución a amortización, por el importe no utilizado para amortizar sí habrá que devolver la deducción correspondiente. Dado que el límite máximo de base de deducción por inversión en vivienda es de 9.040 euros, habrá que comprobar para cada uno de esos ejercicios en los que se aplicó la deducción, si operó este límite o no.

·         Si en alguna declaración de la renta de los ejercicios 2012 y siguientes, los intereses pagados de más por la cláusula suelo se consideraron como gasto deducible de los rendimientos de capital inmobiliario (alquileres) o de actividades económicas, habrá que presentar declaración complementaria de cada ejercicio afectado, pero sin tener que abonar intereses de demora, ni sanción, ni recargo. El plazo para presentar la complementaria se inicia desde la fecha del acuerdo, sentencia o laudo arbitral y acaba el día que finaliza el siguiente plazo de presentación de la declaración de IRPF.

Los intereses indemnizatorios corresponden al interés legal que la entidad debe abonar como indemnización por el cobro indebido durante el tiempo que corresponda por lo que no hay que incluirlos en la declaración de la renta.

Por otro lado, si en la sentencia se condena a la entidad al pago de las costas judiciales, dicha cantidad debe incluirse en la declaración de la renta como ganancia patrimonial de la base imponible general.

En nuestro despacho le asesoraremos sobre  las cláusulas suelo, para ello llámenos al 966300300 o póngase en contacto a través de nuestra web